VOA Fest 2016 Corroios

img_20160805_192210

Nunca me han gustado las grandes aglomeraciones de gente, no me gusta considerarme como “masa”. Este principio es también aplicable a los festivales de música, a pesar de haber asistido a algunos de ellos. La razón es bien simple: me gusta ver el grupo que toca, verlo realmente, no sólo escuchar su música en una lejanía inadmisible respecto al escenario. Por lo tanto, siempre preferiré pequeños festivales o conciertos en salas cerradas, donde el contacto con el grupo es real o bien existe un espacio suficiente para bailar y saltar y tienes “a tiro de piedra” al grupo del cual has ido a disfrutar. Éste es el caso del festival del que voy a hablar aquí: el Vagos Open Air Festival que se celebró el pasado mes de Agosto en la localidad de Corroios, al sur de Lisboa, en nuestro vecino país de Portugal.img_5305

img_5307Tras haber disfrutado plenamente de los eternos BAD RELIGION en un pequeño pueblo extremeño, Quintana de la Serena, conocido como el pueblo del granito, en un festival muy pequeñito, quise rematar el verano viendo de nuevo a los que se han convertido en un grupo de referencia para mí en los últimos tiempos: KREATOR. Así que compré entradas para el festival mencionado en el párrafo anterior, donde también se suponía iban a tocar otro de mis grandes, ANTHRAX (los cuales, por “cuestiones logísticas”, se cayeron del cartel y que, por lo tanto, han caído en desgracia para mí). De paso, y ya que no estoy en edades para tiendas de campaña, reservé en un modesto hotel en Costa da Caparica, a unos 5 kilómetros de Corroios, para disfrutar de las frescas aguas del Atlántico. No obstante, la zona de acampada reservada para el festival estaba muy bien situada y era tranquila, preparada para el descanso realmente. El festival y la zona de acampada se encontraban en un parque público de Corroios y, a pesar de las críticas de una señora que, al verme pasar vestido con la típica camiseta negra, me comentó, en tono irónico, supongo, que “á música faze ás pazes”, no era excesivo el volumen de los conciertos a partir de medianoche (los conciertos terminaban a eso de las dos de la madrugada).img_5306

Eso sí, una pequeña apreciación es que, no obstante del clima atlántico de Portugal, el comenzar los conciertos a las cinco de la tarde provocó que se sufriera un poco por el calor, sobre todo los grupos de música, más de uno nórdico.img_5301

Respecto al cartel, los grupos de los que disfruté fueron: Mantar (dos tipos en el escenario dando una caña brutal), Katatonia (los pobres pasaron un calor tremendo, vestidos de negro), Anathema (me parecieron muy blandos para lo que se “cocía” en el festival) y Opeth (me sorprendieron muy gratamente, tocando una especie de ópera rock con momentos de arrebato muy tralleros); éstos el primer día. Para el segundo día: Schammasch (que iban vestidos con una especie de mantas y las caras pintadas…de hecho el cantante llevaba incluso una capucha, con lo que me dio por pensar que verdaderamente se encontraban en el infierno, al menos, por el calor que tuvieron que pasar), Abbath (muy, pero que muy brutos; geniales), Paradise Lost (que, como anticipo de lo que había ido a ver, no me disgustaron) y, por último, los magníficos Kreator (que, de las dos veces que les he visto, creo que esta fue cuando metieron más caña).

La experiencia, todo un éxito. Días de playa, buena y barata comida portuguesa, y tarde-noches de música heavy en directo, culminando con la soberbia actuación de los de Mille Petrozza, que me dejaron exhausto, sudoroso, pero al mismo tiempo flotando a veinte centímetros sobre el suelo, contento, feliz, transcendiendo el mundo del día a día y con el corazón aún más heavy que antes. Se intentará repetir el próximo verano. ¡Ah!, y encima, con la entrada, me regalaron una camiseta del evento.

img_20160804_213225

Aunque antes, quizás, si todo va bien, vuelva a verles en Madrid, en La Riviera, el 24 de Febrero de 2017.

Metal will never die!

Anuncios

“Ningún hombre sabe nunca cuándo es feliz; sólo puede saber cuándo lo fue”

mandala

Las cuatro nobles verdades del Buda:

1) La primera verdad es que toda la vida es sufrimiento. Si no consigues lo que quieres, sufres. Si obtienes lo que deseas, sufres. La vida humana es como un fuego que chisporrotea entre todo lo que se logra y no se logra.

2) La segunda verdad afirma que el deseo de placer, o, peor aún, el deseo de permanencia en una creación donde todo se mueve, sólo puede hacer más intenso el fuego. Esto significa que cuando se apague, tanto mayores serán el dolor y la pena.

3) La tercera verdad, (ya que nos deleitamos en los cinco sentidos, tratando de evitar el dolor y el sufrimiento), dice que, para evitar el sufrimiento es preciso no añadir más leña al fuego.

4) La cuarta noble verdad es que para apagar la llama de esta penosa existencia, es necesario seguir el óctuple camino.

1207847859_f

 

El óctuple camino:

· Puntos de vista correctos.

· Correctas intenciones o finalidades.

· Palabras justas.

· Acciones justas.

· Vida correcta.

· Esfuerzo adecuado.

· Conciencia justa.

· Concentración debida.

yin-yang-medallion

 

Cinco normas (reglas) morales:

– No matar.

– No robar.

– No mentir.

– No embriagarse.

– No entregarse a la sexualidad.

El sentido de la vida…

IMG_3043

“El vulgo unas veces huye de la muerte como el mayor de los males, otras la prefiere como el término de los males del vivir”, escribe Epicuro (341-270 a. de C.) en “Carta a Meneceo”. “La muerte no es nada en relación con nosotros, pues cuando nosotros somos, la muerte no está presente, y cuando está, no somos más”. Cultivar el propio jardín interior para morir en paz es un consejo de Epicuro que siguieron Voltaire, Montaigne, Nietzsche…

IMG_3034IMG_3017

IMG_3036

Razón y voluntad, camino hacia la PAZ para la humanidad.

Desearía (como siempre he deseado y seguiré soñando con ello) que los seres humanos comprendiéramos que ninguna religión, costumbrismo (lo que de forma banal los incultos asocian con la cultura), ideas políticas o de cualquier otra clase, color de piel, estatura, sexualidad o forma de los ojos…ninguna de esas cosas, ni ninguna cosa en absoluto, nos obliga a matarnos los unos a los otros, ni tan siquiera a odiarnos. Todo lo malo e inútil que sucede en el mundo se debe al egoísmo y al ansia de control de unos pocos que poseen los medios para introducirse en las mentes pseudodormidas y dominar a los seres humanos convirtiéndolos en masas incapaces de analizar la realidad. De ahí que la fuerza de voluntad (la voluntad de poder) de cada uno de nosotros habría de estar orientada hacia la felicidad intrapersonal como camino hacia la felicidad interpersonal, camino que debería estar embaldosado de respeto y apetito por la verdadera cultura de otros grupos humanos.

Escribo esto porque me duele lo que pasa en Egipto en estos momentos (y no hay ningún posicionamiento válido, excepto el de desear que la violencia desapareciese de las vidas humanas), porque me duele ser consciente de la historia de guerras continuas hacia las cuales nos empujan por motivos carentes totalmente de sentido… Porque con un poco de razonamiento y voluntad, la humanidad podría librarse de su peor lacra: el odio nacido del miedo.

Muchas veces, los científicos decimos que las Matemáticas son un lenguaje universal en el que, hasta un extraterrestre, podría comunicarse con nosotros. También pienso y siento que hay otro lenguaje universal con el que creo que todas las mentes (o lo que sea que nos hace poseer sentimientos) pueden comprenderse entre sí: la Música.

Paz, salud, libertad, respeto.