Egoísta

Podemos estar contentos,
ya somos dioses.
Huecos por dentro
y con una costra
de odios y temores.

No huyamos del caos,
olvidemos nuestras ropas
que nos encierran
en el desierto de las apariencias.

Saboreo, sufro, lo helado
de la situación.
Estoy tan cerca
de entrar en el callejón,
de crear la tormenta.

No es propio de dios usar la compasión.

Pero el silencio se perturba,
los dioses se excluyen,
estúpidos y egocéntricos;
la historia queda sin terminar.

Antolín Álvaro Sanz

…recordando aquellas épocas adolescentes.

“En las historias de amor la felicidad es siempre igual, en cambio, cada desgracia tiene su fisonomía propia”.

Lev Tolstoi

Anuncios

Pre-proposición

Brillas, reflejo del Sol,
la Luna y sus mares,
llenos de angustia, donde nado
como pez blanco por tu ausencia.
El dinamismo que atisbo
en mi movimiento browniano,
debido es, tan solo, al reto
que implica encontrarte.
Y luego, no dejarte escapar,
diluirnos como el humo
en una habitación a media luz
y asumir el riesgo de perderme
de mi mismo.

Antolín Álvaro Sanz

…hace mucho, mucho tiempo.