KREATOR: Dolor sin final (1985)

Dolor sin final:

Gritas la agresión que es tu día a día, quieres asesinar a los enemigos si se cruzan en tu camino, en tu corazón hay odio, el terror está congelando tus huesos.

La noche es tan oscura y tú estás totalmente solo, la voz del sonido del infierno es tan bonita. La muerte final es el precio.

No puedes esperar mucho más para darles lo que necesitan: aplastarás sus cabezas y esparcirás un calor diabólico.

Siente el dolor sin final encerrado en una cadena metálica.

Monstruos verdes y rojos atormentan tu mente, el poder de la muerte destruirá la humanidad, morirás rápido y no sentirás demasiado dolor.

Pero nunca sabrás el porqué, es un juego diabólico.

Siente el dolor sin final encerrado en una cadena metálica.

Muerte total:

La hora ha llegado, la paz no se puede soportar, los maestros del interruptor ahora gobiernan el mundo, pulsan su interruptor y envían la muerte, los políticos, cerdos de la guerra, sólo tienen mierda en sus manos.

Trata de correr o esconderte de la muerte, arderá y sangrará tu cabeza, muerte total, muerte total.

Nadie puede escapar de las llamas, la carne y la piel se desprenden de tu cara, cien megatones se extienden sobre cada alma, destruir la raza humana es su meta.

Destruye las armas sobre la tierra o va a ser el final del mundo. Si envían una orden, la muerte cobrará vida y no habrá Dios que nos ayude cuando muramos.

Tormenta de la bestia:

La noche está descendiendo, la niebla está por todas partes, la bestia está abandonando su sangriento hogar, el hedor de la sangre impregna el aire.

La gente muere si él quiere reinar y caen, caen arrodillados: Piedad es una palabra que él no conoce. Tormenta de la bestia, tormenta de la bestia.

Cierra las puertas, no huyas, la bestia mata como si fuera un juego, estalla cabezas y lo asola todo, él destruye y siempre siente lo mismo,

y caen, caen arrodillados. Piedad es una palabra que él no conoce. Tormenta de la bestia, tormenta de la bestia.

Torturador:

Cabalgando en la oscuridad a través del infierno de la noche, dale tu tormento al poder del cielo, en el nombre de satán extiende tu miedo, sientes su enfado y sabes que está cerca.

Lanzando un hechizo, el señor de todos los infiernos, desgarrando a los ángeles, Dios ha caído: torturador.

El llamamiento a la muerte de Baphomet es ahora real, perros del infierno y demonios están esperando para asesinar, Lucifer sonríe con los pentagramas brillando, follándose a la virgen y arrancándole sus ojos.

Bebiendo la sangre, sin temor a dios, ahora estás muerto, tu carne a punto de pudrirse: torturador.

Hijo de la maldad:

Disfrazado él cabalga a través de la noche, la cuchilla de la tortura relámpago iluminando brillante, en sus ojos sueños de dolor, tal como él mata la amada vergüenza.

Mensajeros del fogoso destino, opinando lo que nadie quiere, violencia sobre la virgen, la muerte cae de su piel ensangrentada, rechaza al padre, rechaza a la madre, quemando a la hermana, envenena al hermano, fiel en quitar vidas con las armas de la muerte en sus manos.

Nacido en las demoníacas habitaciones del odio, la tortura está en sus ojos como una cuchilla brillante, un alma inhumana como un animal salvaje, la sangre de Jesús cae sobre una multitud, cae el sacerdote hijo de la maldad.

Despierta para traer el final interminable, creador de un comando de demonios y monstruos, mandatario de la oscuridad que es su reino, igual que la sangre, la muerte lo hará todo de su propiedad.

Bandera de odio:

Oscuras sombras caen sobre la ciudad, esta noche alguien morirá, se pueden escuchar gritos de dolor, el aire está lleno de moscas.

Las legiones del caos están preparadas para robar las almas, entra en mi cripta y haz lo que te han dicho. Me comeré tus intestinos aunque reces o ruegues, haré que caigas de rodillas.

Esta noche vas a conocer tu suerte. Intentarás correr pero es demasiado tarde, estoy aquí para liquidar: es hora de izar tu bandera de odio, destruir el mundo es nuestra única pretensión.

Matarlos es la única manera, matarlos y hacerlos pagar. El patíbulo del subsuelo, francotiradores sobre el mar de sangre, todo lo que queremos es crucificar a tu “Dios”.

Los impostores sobre la Tierra no tienen el derecho de vivir, vamos a escupir sus cerebros, tortura es lo que les daremos.

Grito de guerra:

Toda la noche puedes sentir como corre la sangre, moribundos por las ametralladoras, gritando sobre un campo sin piedad, nunca has visto la muerte en tus ojos, atormenta a todos los sacerdotes sobre la tierra, descuartiza a todos los enemigos esta noche, clava sus cuerpos en la cruz, escoge la sucia sonrisa como expresión facial: grito de guerra.

Las balizas iluminan tu cara, la tortura se siente como la negra carrera más rápida, muriendo cada día es lo mismo que reírse sobre los cadáveres de este juego.

Quebrantahuesos:

Él estalla sus cabezas hasta que mueren, te sientes tan loco, te estás sintiendo flotar. Él llega, ha sido enviado desde el infierno, corriendo salvaje por el sonido de la campana, el quebrantahuesos te arrebata la vida, el quebrantahuesos devora tu corazón, el quebrantahuesos es tu muerte, el quebrantahuesos.

Esta noche caerás a plomo, llora para hacerles jirones y abatirlos. Cuando él desciende, tienes la sensación correcta. Él revienta tu cabeza con su cuchilla de acero.

Viviendo en el miedo:

Destrucción interminable, la sangre cae como la lluvia, la guerra de los demonios provocará tu dolor.

Cruces invertidas, el cosechador se alzará, la guerra de los demonios te hará morir.

Te arrastraré hacia mi tumba, desgarraré tu cara y atormentaré tu cara, tu grito en la noche no será escuchado por nadie, es la hora de morir, estás viviendo temerosamente.

Lucha con los mortales, la muerte es la meta, come los cadáveres y vende sus almas, obedece las órdenes de la negra majestad, sabes que tu alma nunca será libre.

Víctimas moribundas:

Arrastrándose a través de las sombras, como comienza la guerra de la muerte, nadie vio jamás la destrucción que trae, él es el destructor de todo, él trae su miedo y dolor.

Cuando tu cuerpo esté muerto, él te hará gritar de nuevo.

Grita por tu vida porque nadie te oirá, grita por tu dios porque está muerto, arrástrate por el suelo porque lo único que puedes ver son víctimas moribundas.

Ahora él está encima, puedes notar su frío aliento sobre tu espalda, el hacha está brillando en su mano, está preparado para atacar.

Ahora puedes ver la mano de la fatalidad cernirse sobre ti, el invasor dividirá tu cabeza en dos.

Sonidos de batalla, sonidos de muerte, sonidos de dolor infernal, sonidos del Metal, ardor en la cabeza, la caída de tu dominio.

Traducción libre por el autor del blog.

2 pensamientos en “KREATOR: Dolor sin final (1985)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s