Ronaldo y yo, o cómo hacer el gilipollas

iessecundaria

Ayer no fui a clase. Después de un fin de semana encerrado en casa, moqueando, lagrimeando y con fiebre, el lunes, cuando sonó el despertador no podía con mi alma, tras toda una noche en blanco. Pasé la mañana en cama, agarrado a un rollo de papel higiénico que resultó insuficiente para contener la inusitada actividad secretora de mis membranas mucosas.

Ver la entrada original 305 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s