Dominó

IMG_2501

Existe una notoria relación entre el juego del dominó y las matemáticas.

Hace poco tiempo, descubrí un juego de dominó con 91 fichas. Normalmente, he jugado y visto jugar con conjuntos de 28 fichas que terminaban en el seis doble (6-6), así que me sorprendió un poco tal extrapolación de fichas hasta llegar a 91, cuya pieza más alta es el doce doble (12-12). Comencé a investigar las formas y reglas de juego para tal cantidad de piezas, el número de jugadores que podían participar, etc…

Normalmente, en España se juega con 28 fichas, tomando cada jugador siete de ellas al principio (ya sean cuatro jugadores o menos) y robando el resto a medida que la partida transcurre. En Cuba, hay zonas donde se juega con 55 fichas (hasta el 9-9), tomando diez cada jugador y quedando quince “dormidas” sin entrar en el juego. En otros lugares de América del Sur y Asia, se juega con fichas hasta el doce doble. Por otro lado, investigando en internet, he llegado a ver cajas de fichas de dominó que llegan hasta el 15-15 (que tendría 136 fichas)  e incluso hasta el 18-18 (que tendría 190 fichas).

Tren mexicano

Tren mexicano

Cubano 18 doble

Cubano 18 doble

Quince doble

Quince doble

Las modalidades de juego son muy variadas, siendo posible modificar las normas para crear prácticamente un número infinito de nuevos juegos de dominó, cambiando el número de fichas iniciales por jugador, las que pueden robarse, si queda alguna ficha oculta sin entrar en el juego o el número más alto de ficha con el que se juega. No obstante, pueden obtenerse reglas más o menos consensuadas para el juego (muy diversas) con tan solo investigar un poco en la red. Algunas formas muy curiosas son con el 15-15 en México, donde aparecen incluso hechizos, o con el 12-12, que se juega al tren mexicano. Muy popular en la zona occidental de la isla es el dominó cubano, donde, de las 55 fichas (se juega con el nueve doble), 15 quedan durmiendo cada ronda.

Pero hagamos un poco de matemáticas:

En particular, un juego de dominó que llegue hasta el seis doble (6-6), constará de 28 fichas, cuya suma de puntos da un total de 168 puntos. En principio, pueden jugar 4 jugadores tomando inicialmente 7 fichas cada uno.

Generalizando para cualquier tipo de dominó, es decir, que su ficha más alta sea la n doble (n-n) y que, a partir de ahora, denominaremos dominó hasta la “n”, podemos enumerar algunas consecuencias (hay que tener en cuenta que podría hablarse de un dominó de una ficha, la del cero doble; n = 0):

Resulta que solamente puede cerrarse a un número cuando n es par, ya que si n es impar, hay que colocar todas las fichas de dos números para poder cerrar el juego. Esto se debe a que habrá un número par de fichas para un número dado, contando con la ficha doble, por lo que una de las fichas que no son dobles quedará siempre sin emparejar.

Por otro lado, el número de fichas con el que contará el dominó será Fn = (n+1)·(n+2)/2, que es la suma de la progresión aritmética formada por los números naturales hasta el n, y que forman una sucesión de números conocidos como números pitagóricos triangulares (que aparecen también en el problema de los pájaros, publicado en un post anterior en este mismo blog), cuyos primeros términos son 1, 3, 6, 10, 15, 21, 28, 36, 45, 55, 66… Para el dominó del 12, tendríamos 91 fichas; para el del 15, 136 fichas; y para el del 18, un total de 190.

Calculando la suma de todos los puntos, tendríamos Sn = n·(n+1)·(n+2)/2, que también puede expresarse como Sn = n·Fn, o sea, la multiplicación del número del dominó por el número de fichas que éste posee. Los valores respectivos para los dominós del 6, 9, 12, 15 y 18 serían: 168, 495, 1092, 2040 y 3420.IMG_2497

En cuanto a “dominós exactos”, que serían aquellos en los cuales quedan repartidas todas las fichas, sin tener que dejar para robar o dormidas, realicé una pequeña tabla con la siguiente nomenclatura: D(j,n,F), siendo j el número de jugadores, n la ficha más alta y F el número de fichas a tomar por cada jugador al principio del juego (valores para n comprendidos entre 6 y 12, ya que es el juego del cual dispongo y dominós por debajo del 6 son demasiado triviales):

D(4,6,7), D(2,6,14), D(4,7,9), D(3,7,12), D(2,7,18), D(5,8,9), D(3,8,15), D(5,9,11), D(6,10,11), D(6,11,13), D(7,12,13), D(13,12,7).

Y, quizá lo más importante, el hecho de que jugar al dominó estimula la mente mediante razonamientos, suposiciones, memoria, agilidad mental, cálculos probabilísticos e imaginación, lo cual, a largo plazo, conseguirá que nuestro cerebro esté activo, algo muy positivo a corto y largo plazo. Una verdadera gimnasia interior.

10 pensamientos en “Dominó

  1. La Gimnasia mental es esencial para estar en buena forma, ya lo dicen los neurólogos y fisiólogos, hasta Eduardo Punset, no echamos cuenta de estas cosas pero no las dicen por simplicidad los expertos. Muy interesante el artículo Antolomágico, Gracias, que gracioso cuántas formas de jugar al dominó, para no aburrirnos, la vida tiene juego…Saludos.

    • Me gusta, de vez en cuando, echar una partidita. A mis padres y sus amigos les gusta bastante jugar. Personalmente, creo que dominó, ajedrez, etc. logran mantener un equilibrio mental y dotar, en cierta manera, de procesos racionales.
      Gracias por el comentario. Un cordial saludo.

  2. Aprovecho para presentarle el libro: “Semblanza del dominó”

    Es un libro que intenta atraer al lector sobre las técnicas del juego de domino de 55 fichas o comúnmente llamado “doble”, resumiendo el desempeño en las jugadas más importantes y donde están presentes los secretos fundamentales de este juego. Quien lo haya jugado en alguna ocasión o lo juega habitualmente, se verá reflejado en esta semblanza y en eso radica la verdadera conquista de este ameno libro.

    El libro consta de 84 páginas en formato 8.5” x 5” en Idioma Español. Está estructurado en varios capítulos que abarca desde el origen de este juego, su introducción en la Isla de Cuba y los aspectos éticos del mismo. Los de mayor interés centran la opinión y los criterios acerca de las jugadas más polémicas y las recomendaciones para lograr el éxito en este divertido pasatiempo.

    Para la adquisición del libro puede hacerlo por Amazon.com a un precio de $8.99 o directamente con el autor con dedicación personal a un precio de $8.00.

    • No iba a aprobar tu comentario, pues no quiero que mi blog se vea relacionado con nada que huela a publicidad. No obstante, creo que no eres “spam” y publicaré tu comentario, ya que me gustan los libros que hablan sobre dominó (aunque más en su aspecto matemático).
      Suerte con las ventas. Un saludo.

  3. Sólo te ha faltado un detalle a tu reflexión final: “… y entretiene a miles de personas en bares y asociaciones de vecinos llevándonos al contacto humano que tan perdido está ultimamente con las tecnologías.”😛
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s