Cáceres

Probé la miel de los más sagrados
y exquisitos altares,
y le tengo más miedo a la penumbra
que a una noche profunda.
Me gusta el precipicio,
observar los límites, sentirlos,
vivir en nebulosas estelares.
Mi enemigo me empuja,
me atrae al centro del mundo…
Me estrello con la realidad más absurda.
Qué instante no merece,
por ser tan frágil y breve,
llamarse felicidad.
Todo saldrá bien, egoístas.
Pero me están matando,
¡no me dejáis vivir!

Antolín Álvaro Sanz

…hace mucho, mucho tiempo.

2 pensamientos en “Cáceres

  1. Lo que escribe una persona forma parte de su ” Yo”, un poema un tanto raro pero la vida tiene sus aspectos más entendibles y los que son menos, prefiero los entendibles.

    • Hace mucho tiempo. escribía poesía (y también algo de prosa, o poesía escrita en prosa, no sé, siempre entendí el ejercicio de la escritura como otra de las formas del ser humano de obtener un pedazo de libertad). En cualquier caso, este poema tiene su porqué y su azaroso destino.
      La adolescencia (o su finalización y el encuentro con la etapa adulta) está repleta de luchas internas que se muestran en la mayoría de las ocasiones como luchas externas contra algo viejo y estable y en busca de algo nuevo, de la aventura…
      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s