Hundido en mierda.

No he traído gafas de sol,
no me escondo de la verdad
aunque duela o maquille
en apariencias esta vida,
inútil obra teatral.

El aislamiento me abruma,
la sinceridad cerca
todas mis esperanzas.
¡Qué nadie lo olvide!

Las oportunidades cambian,
como en el desierto las dunas,
como en el invierno la blanca
lluvia de sueños helados,
fríos, como tus dedos.

Antolín Álvaro Sanz

…hace mucho, mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s